Bernardo y su Fakir

El Profesor Bernardo realizaba actos de hipnotismo, magnetismo, telepatía, sonambulismo y, metapsíquica, nombrado del director del Instituto de hipno magnétismo del Cairo, Egipto. Para sus espectáculos iba acompañado por su Fakir Car Lay y un médium clarividente, Mr. Alfredy o el hombre de los mil ojos. Realizó una gira por Chile por diversas ciudades tales como Rancagua, Sewell, Santiago, Antofagasta e Iquique, llamando la atención de los medios de prensa. Una característica de su espectáculo es que era de exclusivo de magia y no una revista como las que proliferaron durante 1920.
El profesor Bernardo antes de montar su espectáculo en Santiago realizó una muestra al cuerpo médico y a la prensa, para demostrar la veracidad de sus pruebas. Lo que permitió una gran publicidad para sus futuras presentaciones.
Dentro de los milagros que realizó en su espectáculo se encuentran el Quemado Vivo o El Insensible al Fuego, el cual exponen al fakir a la acción del fuego y El Sepultado Vivo, en una prueba que dura aproximadamente quince minutos, el cual era sometido a un estado cataléptico, y colocado en un ataúd, después de obstruirle los órganos de la respiración y de taparlo con un sudario, era cubierto con una gruesa capa de arena. Colocado este ataúd en otro cajón más amplio, el cual también era llenado también de arena por los ayudantes. El fakir permanecía algunos minutos, para ser sacado con todas las demostraciones de una muerte aparente: con débiles pulsaciones y con el corazón sin movimiento, lo que comprobaban los médicos asistentes. Tal fue la sensación que produjo en la sociedad, que llego a tener problemas con instituciones gubernamentales, esto producto de las pruebas a la que se sometía el fakir.